¿Qué Tipo De Préstamo Es Adecuado Para Mí?

Tipo de préstamoCuando se trata conseguir dinero a través de préstamos y créditos, es necesario conocer el tipo de préstamo que hay disponibles en la actualidad para elegir el que más se adapta a tus necesidades financieras, ya que de ello depende que puedas obtener el préstamo en el momento que necesitas el dinero y que éste tenga tipos de interés competitivos para la financiación que necesitas. Así, es posible solicitar préstamos rápidos, líneas de crédito, tarjetas de crédito, prestamos personales o préstamos para vivienda a través de Internet y sin necesidad de realizar papeleos a través de las entidades financieras que ofrecen préstamos online.

Te mostramos los préstamos que hay disponibles para que puedas elegir el tipo de préstamo más adecuado a ti, que se adapte a tus necesidades financieras en cada momento y que puedas conseguir con los requisitos que cumples en este momento.

 

Préstamos rápidos online

Los préstamos rápidos, también llamados créditos rápidos online, es un tipo de préstamo sin garantía de pequeña cantidad y a corto plazo. La devolución del préstamo suele realizarse totalmente cuando termina el plazo de devolución que ofrece el prestatario. Los préstamos rápidos online se caracterizan por una alta tasa de interés que se cobra y en general un bajo valor en el capital que ofrece el préstamo. El tamaño del préstamo habitual es de menos de 10.000 euros y tiene un período desde varios meses a varios años. Un caso especial de los préstamos rápidos son los microcréditos, que ofrecen financiación en cuestión de minutos y no es necesario cumplir apenas requisitos, ofreciendo cantidades muy pequeñas, en torno a los 600 euros por préstamo a devolver en el periodo aproximado de un mes.

Este producto se utiliza generalmente por los consumidores que no son capaces de satisfacer un gasto repentino y no debe ser utilizado como una estrategia a largo plazo para salir de la deuda, ya que el coste del préstamo suele ser alto. Es posible solicitar créditos rápidos online en multitud de entidades financieras a través de Internet, que ofrecen la posibilidad de realizar la solicitud sin necesidad de realizar papeleos y con respuesta inmediata, ofreciendo además la posibilidad de disponer del dinero sin nómina o pensión, sin aval o avalista e incluso estando en listados de morosos como ASNEF o RAI.

 

Líneas de crédito

Una línea de crédito es un acuerdo entre el prestamista y el cliente en función de la calificación de crédito del cliente y su capacidad para devolver el dinero. Por lo general, una línea de crédito personal puede ser aprobada para una cantidad de alrededor de 500 euros, aunque hay entidades financieras que ofrecen mayores cantidades. Este servicio permite al cliente obtener el crédito que ofrece a una tasa que es similar al exigido por un préstamo personal típico. Una línea de crédito puede ser con o sin garantía, dependiendo de la financiera que la ofrezca.

Una línea de crédito es un tipo de préstamo que tiende a ser una parte muy pequeña y por un largo plazo. No es una herramienta que se utiliza para la gestión de la deuda, pero ayudará a un consumidor que de vez en cuando tiene que cumplir con las facturas o cuotas repentinos.

 

Tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito ofrece la posibilidad de financiar compras u obtener dinero en efectivo o a través de un traspaso a la cuenta bancaria asociada, de forma que sea posible devolver el dinero en cuotas mensuales. Se basa en el principio de que los consumidores puedan financiar su deuda sobre una base mensual y recibir un período libre de interés para pagar la deuda en su totalidad y así obtener el mismo beneficio inicial una vez más. Es un tipo de préstamo sin garantía, con una tasa de interés bastante alta, y se ha convertido en una forma de vida transaccional para muchos consumidores.

Una tarjeta de crédito es una herramienta flexible para la compra de bienes y servicios, pero no es ideal para minimizar la deuda debido a sus altos tipos de interés.

Elegir el tipo de préstamo adecuado

 

Préstamos personales, el tipo de préstamo más utilizado

Un préstamo personal es una línea de crédito de mayor tamaño que puede ser tomada por un período más largo, por lo general un máximo de 10 años. Puede ser un préstamo con o sin garantía, aunque normalmente ofrecen financiación a través de la garantía personal de quien lo solicita.

Un préstamo personal es un tipo de préstamo que puede ser utilizado para comprar grandes artículos o alternativamente como una gran herramienta de consolidación de deudas. A diferencia de las tarjetas de crédito, los préstamos personales se solicitan y una vez aprobados disponen de un capital y de un plazo de devolución específicos, siendo muy difícil ampliar tanto el capital como el plazo de devolución, por lo que sabes exactamente lo que tienes que pagar cada mes de una manera constante. Una tarjeta de crédito es un riesgo para aquellos que no quieren aún más la deuda y no pueden confiar en sí mismos al pasar por delante de una tienda sin comprar. Con un préstamo personal los consumidores pueden estar seguros de que al finalizar el plazo habrán devuelto la deuda.

 

Hipotecas o tipo de préstamo para viviendas

Una hipoteca es un tipo de préstamo destinado a la financiación de una vivienda y también es una opción atractiva para proyectos grandes, tales como la rehabilitación de viviendas. Es necesario tener en cuenta sin embargo que si no devuelves la hipoteca, podrán embargarte la vivienda debido a que ésta se ofrece como garantía de pago de la deuda contraída.

Ser honesto con uno mismo y la determinación del tamaño de la deuda que puedes asumir hará que elijas el tipo de préstamo que más se adapta a tus necesidades en cada momento.

En Eleditordigital dispones de todo tipo de artículos con noticias interesantes sobre el mundo, la economía y las finanzas personales.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>